Queridos Amigos,

De nuevo estoy con vosotros porque creo que después de todo lo vivido, necesitamos, aunque sea simbólicamente, celebrar que también hay mucho de lo que estar orgullosos.

Esta semana del orgullo que comenzó siendo una manifestación para visibilizar los derechos de una parte de las personas discriminadas por su opción vital, pero a la que se han ido sumando siglas y diversidades hasta abarcar con ese + final, la infinita complejidad de la humanidad, creo que es un excelente momento para celebrar sobre todo la vida, nuestra vida, la de cada uno.

Como Amigos, no izamos ninguna bandera reivindicativa específica porque, por encima de cualquier otra idea, queremos y respetamos, pero sobre todo aprendemos de las múltiples diferencias que cada uno de nosotros aportamos a Amigos. Esa riqueza es la que además nos une en este interés común por apoyar al Museo y crecer con él en la escucha y el diálogo con los distintos discursos del arte contemporáneo que nos muestran cómo ver y mirar de otras maneras.

Queremos rescatar hoy para todos vosotros, algunos minutos de una de las últimas conferencias de nuestro añorado profesor Calvo Serraller donde nos invitaba a adentrarnos en la compleja y revolucionaria producción contemporánea, en su diversidad y su nueva radicalidad a partir de la idea de La obra total  
 

Os invitamos también  a escuchar esta rica conferencia, Desvelamientos, que la profesora y académica Estrella de Diego -quien dirigirá nuestro próximo ciclo de otoño El auge de la fotografía-  impartió en el Museo del Prado en el 2017 con motivo del ciclo Amores Iguales sumergiéndonos en un inteligente y lúcido recorrido por lo diferente y lo diverso en el arte.

El Reina este año ha preparado una extensa, provocadora, intensa e inspiradora programación que bajo el título A toda nueva normalidad le corresponde su disidencia suma voces y contextos muy dispares que discuten, desde otros lugares, qué significan los procesos de normalización post-pandemia en este contexto de celebración del orgullo LGTBIQ+, pero también explora espacios y tiempos que van mucho más allá.

Entre las múltiples opciones que podéis descubrir en la web del Museo, recorrer el catálogo de la exposición de David Wojnarowicz. La historia me quita el sueño es una forma de observar ese “mundo preinventado” como él lo denominaba, que, con la perspectiva de la que hablaba Estrella De Diego en el TEDx del 2011, Modos de mirar, modos de ver, impone una única visión central del mundo a la que Wojnarowicz, de una forma lúdica e incisiva, se opuso.  Su frase “Soy un ser humano de cristal. Un ser humano de cristal que se disuelve en la lluvia”, se convierte hoy en un eco de nuestra propia experiencia de la pandemia, pero también del susurro “no puedo respirar” de George Floyd, que se extendió y gritó por todo el mundo en este extraño 2020 que estamos viviendo.

Por último, quiero recordaros la posibilidad de seguir recorriendo el Museo a través de  Como la palma de mi mano, una propuesta del equipo de educación que coloca los afectos como motor de búsqueda del conocimiento.

Celebrar la vida, celebrarnos de todas las formas y maneras posibles, es otra manera de enfrentar esa “preinvención” del mundo que nos mostró Wojnarowicz para poder crear nuevas y distintas formas de imaginarlo. Podemos estar orgullosos de los pasos que vamos dando, poco a poco, para ampliar los diversos mundos posibles y de la necesidad de seguir ampliándolos para que cada vez quepan más opciones. El arte contemporáneo es nuestro hilo de Ariadna en este laberíntico presente, ese arte “radicalmente nuevo” que Calvo Serraller nos mostró y que nos  ayuda a entender las múltiples diversidades de las que formamos parte.

Disfrutad mucho del verano. Un gran abrazo y ¡hasta pronto!,

 
 
 
Pilar Lladó Arburúa
Presidenta - Fundación Amigos del Museo Reina Sofía