Inicio › Cursos › Ciclos de conferencias › El ridículo ajeno: sobre la caricatura El origen del arte moderno
     Home Contacto Imprimir Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Facebook - Real Asociación Amigos Museo Reina Sofía Youtube - Real Asociación Amigos Museo Reina Sofía Instagram - Real Asociación Amigos Museo Reina Sofía
Real Asociación Amigos del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía Real Asociación Amigos del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Cursos / Ciclos de conferencias
El ridículo ajeno: sobre la caricatura
El origen del arte moderno
Director del curso Félix de Azúa
Del 18 de abril al 25 de mayo de 2016

El ridículo ajeno: sobre la caricatura El origen del arte moderno
Vídeo de presentación:



Vídeo resumen:

 
Es ya la caricatura un género tan presente entre nosotros que hemos olvidado la extrañeza que produjo en sus orígenes. Hoy apenas nos escandaliza el uso del dibujo satírico, excepto cuando unos escandalizados sin cerebro ametrallan a los dibujantes. ¿Cómo pueden sentir tal odio hacia unos dibujos, la mayor parte de los cuales son perfectamente inocuos, cuando no simpáticos? Uso el término “simpático” adrede porque buena parte del espectáculo popular actual se basa, justamente, en su auto caricatura. Son ejemplos globales en la actualidad Lady Gaga o Miley Circus, pero no debemos olvidar que algunos clásicos, como David Bowie y Andie Warhol, trabajaron con gran arte su propia caricatura.
 
Para recordar de dónde procede el odio a la caricatura debemos comenzar por su género originario, ya que la caricatura es tan sólo una especie del gran género principal: lo grotesco. Algo tan perfectamente inocente, en su redescubrimiento, como el ornamento “grutesco” de la Domus Aurea de Neron, produjo ya en ese momento, el siglo XV, una reacción de rechazo y censura ante una decoración que parecía burlarse de las formas clásicas, armoniosas y elegantes de la tradición renacentista. No en vano fueron los manieristas quienes comenzaron a usar la ornamentación grutesca como un estilo canónico y en lugares tan gloriosos como las estancias del Vaticano.
 
Lo grotesco tiene, por tanto, un largo desarrollo que podemos iniciarlo ya en algunos ejemplos griegos (indudables, aunque escasos) para seguir por buena parte de la escultura medieval de monstruos y demonios. Pero son las celebraciones carnavalescas las que, desde Bakhtin, más han interesado a quienes han merodeado por ese género extraño, informe o multiforme que es lo grotesco. Y del cristianismo a El Bosco o Bruegel no hay más que un leve paso hacia la consagración del mismo.
 
A nosotros, sin embargo, nos interesa sobre todo su aspecto moderno, el cual se inicia con algunas sorprendentes imágenes de Leonardo o Bernini, y no hace sino crecer y multiplicarse hasta llegar, en nuestros días, a ocuparlo todo. Sin embargo, habrá que distinguir una quiebra decisiva, a finales del siglo XVIII, cuando la caricatura aparezca como la sección más feraz y popular del gran género de lo grotesco y en ese momento Goya juegue un papel radical. Será sobre todo al finalizar las guerras napoleónicas cuando un doble crecimiento cualitativo, el de los artistas y el de las técnicas de reproducción, hagan de la caricatura el primer gran éxito del arte dirigido a las masas democráticas de la sociedad burguesa.
 
Tenemos la suerte de contar, para nuestro curso, con los más destacados especialistas del país en este poco explorado y fascinante género artístico tantas veces tachado de “menor” o de “artesanal”, pero cada día con mayores méritos para ser considerado uno de los miembros principales dentro de las categorías artísticas, junto a lo bello, lo sublime, lo siniestro o lo trágico.
 
Sobre la caricatura y lo grotesco
Félix de Azúa
Catedrático Emérito de Filosofía del Arte.
Escuela de Arquitectura de Barcelona
Lunes, 18 de abril
 
William Hogarth y la estampa satírica británica
Javier Docampo
Jefe del Área de Biblioteca, Archivo y Documentación.
Museo Nacional del Prado
Miércoles, 27 de abril
 
Reírse en serio. Aproximación a Honoré Daumier
Luis Puelles Romero
Profesor titular de Estética y Teoría de las Artes.
Universidad de Málaga
Miércoles, 4 de mayo
 
Goya, cómico, satírico y grotesco
Valeriano Bozal
Historiador del arte
Lunes 9 de mayo
 
La caricatura en la España de la República
Andrés Trapiello
Escritor
Jueves, 19 de mayo
 
La herencia recibida
José Lebrero Stals
Director artístico. Museo Picasso de Málaga
Miércoles, 25 de mayo

Fechas y Hora
Del 18 de abril al 25 de mayo de 2016, a las 19.30 horas.

Lugar
Auditorio 200

Matrícula
Real Asociación Amigos del Museo: 70,00 €.
Público en general: 100 €.

Forma de pago
Tarjeta de crédito, pasarela de pago página web, cheque nominativo, ingreso o transferencia bancaria a nombre de “Amigos Museo Reina Sofía”, indicando número de matrícula y nombre.
Banco Santander ES97 0049 1892 60 2510391266.

Inscripción
www.amigosmuseoreinasofia.org
Oficina de los Amigos del Museo.
Santa Isabel, 52 – 28012 Madrid.
Horario: de 10 a 14 horas de lunes a viernes.
Teléfono: 915304287 y 917741000 ext. 2285 y 2286 (en horario de oficina).

Créditos
Universidad Carlos III de Madrid: La asistencia a todas las sesiones será reconocida con un crédito de Humanidades para los alumnos de Grado/Licenciatura/Diplomatura/Ingeniería, un crédito de Optativa para alumnos de Grado o dos créditos de Libre Elección para alumnos de Licenciatura/Diplomatura/Ingeniería.

Al final del curso se entregará certificado de asistencia a los participantes que lo soliciten.
 
Con la colaboración de    
                                                 
    Con el patrocinio de:
 
Información
Finalizado
Real Asociación Amigos del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ©Aviso legal
¡ Suscríbete a la newsletter !

Si quieres estar al día de las novedades de la Asociación rellena el siguiente formulario: