Vivimos celebrando la diversidad, quizá cada vez de una forma más consciente y amplia, pero en estas fechas se acumulan una serie de celebraciones internacionales que ponen en primer plano estos mundos complejos y múltiples en los que habitamos.

Desde el 18 de mayo, día que todos los museos abren sus puertas para mostrar el múltiple acervo cultural que contienen, hasta el 30 de julio día de la Amistad y la Solidaridad, asistimos a una serie de fechas claves que subrayan de alguna forma estos universos diversos que constituyen nuestro presente.  El 21 de mayo se hizo hincapié en la Diversidad Cultural que, si siempre es esencial, este año cobró una especial importancia por la apremiante necesidad de volver a recordar que el diálogo intercultural es básico para la convivencia y para lograr la paz que deseamos. El 22 tomó el relevo la Diversidad Biológica que, unido al 5 de junio, día de internacional del Medio Ambiente, dejó múltiples reflexiones sobre la urgencia de cuidar de nuestro entorno y concienciarnos sobre la limitación de nuestros recursos naturales. El 28 de junio, el Orgullo tomará las calles y celebrará también la Diversidad Sexual y de Género.

Cada una de estas fechas da cuenta de algunas de las características de nuestro presente. Hace tiempo que dejamos de ver el mundo en blanco y negro, y la conciencia de ser parte de un ecosistema que necesita de toda su diversidad para mantener el equilibrio es cada vez más amplia.


Vista de sala de la Colección del Museo Reina Sofía.

El Museo Reina Sofía no es ajeno a este contexto. De hecho la reordenación y la ampliación de su Colección responde a la voluntad de ofrecer narrativas y experiencias que, sin pretender ser exhaustivas ni categóricas, nos hablen del momento presente mediante la revisión también del pasado. Y lo hace desde el compromiso con su tiempo y su inscripción en un ecosistema diverso y plural, que va del barrio a lo global, y que se encuentra atravesado por tensiones y problemáticas de diversa índole. Esta reordenación, por tanto, puede favorecer y animar a la reflexión colectiva, al diálogo, y servir de herramienta para encarar los desafíos complejos que nos atañen.


Vista de sala de la Colección del Museo Reina Sofía.

Como vimos en nuestro curso Miradas cruzadas. Vasos Comunicantes: el arte y sus contextos, los distintos enfoques que reordenan la Colección dibujan un mapa de una realidad múltiple, compleja y heterogénea que no deja de lado las diferentes miradas feministas, identitarias, ecologistas… que, desde la creación artística contemporánea, plantean nuevas formas de entender nuestro tiempo, poniendo muchas veces el acento en aquello que a menudo ha sido obviado o eliminado de los relatos lineales de la Historia.

Pero quizá lo que más caracteriza a esta nueva presentación es por una parte la búsqueda de una narración histórica atravesada por sus diferentes contextos, y por otra la multiplicidad de líneas de trabajo que se han sumado a la colección desde el cine, la arquitectura, la edición, el diseño, etc.


Vista de sala de la Colección del Museo Reina Sofía.

Os invitamos a venir una y otra vez al Museo, a disfrutar con calma de este espacio para la diversidad, la reflexión y el diálogo que tanto puede ayudarnos a navegar con mejores herramientas en nuestro día a día. El Museo nos enriquece siempre, da rienda a nuestra libertad de pensamiento, pero también nos reta y nos cuestiona.
 

Otras propuestas



@Lois Patiño, Sol Rojo, 2018. Vídeo HD / 2:30min / Sonido en colaboración con Diego Behncke

Aunque la Colección del Reina da para muchas visitas, es cierto que también nos gusta estar conectados con otras propuestas y enfoques. En el Centro Conde Duque se puede ver la exposición Devolver el fuego que explora poéticamente cómo devolver el fuego a Prometeo, como metáfora de la necesidad de buscar alternativas a la energía producida por la combustión. La muestra, producida en el marco del MadBlue Summit 2022, incluye obras de artistas como Alberto Carneiro, Dan Graham, Eva Lootz, Mireya Masó y Rosell Meseguer, entre otros.


Vista de la exposición Teresa Lanceta. Tejer como código abierto, 2022. Foto: Miquel Coll

En el MACBA de Barcelona, la artista Teresa Lanceta (Barcelona 1951) presenta 50 años de su trayectoria artística en la exposición Tejer como código abierto. Para ella, tejer se formula como un código abierto de ruptura y repetición desde el que leer, transformar y transmitir un conocimiento siempre complejo y plural, una práctica que traspasa fronteras físicas, temporales y culturales. Con el carnet de Amigo del Reina tenéis entrada gratuita en el MACBA, así como en el resto de museos miembros de la confederación L’internationale.
 

Carga tu bolsa de experiencias diversas




Ser Amig+ es darse la oportunidad de sintonizar con el arte, de abrirnos a experiencias nuevas, de expresar nuestro apoyo y compromiso con la cultura, y de disfrutar de lo que el Reina nos ofrece.

Toda la información sobre cómo hacerte Amig+ en nuestra web.
HAZTE AMIGO


PROTECCIÓN DE DATOS: FUNDACIÓN AMIGOS DEL MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFIA cumple con las directrices del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), 2016/679, y demás normativa vigente en cada momento, y vela por garantizar un correcto uso y tratamiento de los datos personales del usuario. La FUNDACIÓN AMIGOS DEL MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA, ha realizado el proceso de adaptación de sus sistemas de información a la vigente normativa en materia de protección de datos y, por ello, quiere recordarle que sus datos son tratados por la FUNDACIÓN AMIGOS DEL MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA, con la única finalidad de gestionar las relaciones contractuales que nos unen con Usted, así como para el envío de comunicaciones en el caso de que Usted nos haya dado su consentimiento previamente. Ud. puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad y limitación del tratamiento de sus datos dirigiéndose a FUNDACIÓN AMIGOS DEL MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFIA, C/ SANTA ISABEL 52, 28012 MADRID, o bien a través de la dirección de correo electrónico: fundacion@amigosmuseoreinasofia.org