Sabemos que muchas Amigas y muchos Amigos aprovechasteis vuestra invitación exclusiva el pasado viernes 26 de noviembre para empezar a descubrir la nueva propuesta de las colecciones de nuestro museo, Vasos comunicantes. Colección 1881-2021. También que pudisteis sentir cierta sensación de aluvión por la cantidad de nuevos y muchas veces desconocidos fondos, por la nueva mirada al pasado desde un presente capaz de poner en tela de juicio certezas de nuestra propia historia, por las múltiples disciplinas que se dan cita en sus paredes, arquitectura, diseño, música, edición…. Puede que también por esas nuevas formas de acceder a las obras desde las propias contradicciones y diferentes capas que coexistieron en los distintos espacios y tiempos de exhibición. Durante el 2022 os proponemos acercarnos juntos a esos Vasos Comunicantes tanto desde los recorridos específicos en los que estamos trabajando como desde los programas para familias, Re-Colección y Antorchas_A a los que os iremos convocando a partir de enero. 


Vista de la Sala 002.04, de la Nueva Colección del Museo Reina Sofía. 

Y os propondremos también una nueva ruta para intentar descubrir cómo nuestra cotidianidad, nuestro presente, se implica, se cruza, con la creación artística ¿Qué mecenazgo, qué coleccionismo, está pidiendo el arte contemporáneo? Mecenas emergentes: experimentación y reinvención en el coleccionismo contemporáneo ¿Es posible pensar un desarrollo sostenible desde el arte? Regresar al territorio. Arte y transformación ¿Qué conversaciones mantienen los artistas más allá/más acá de su propia creación? Almas gemelas y otros parientes lejanos. Y si miramos un poco hacia el pasado, ¿qué papel tuvieron las escuelas de arte? Lecciones de arte: Escuelas experimentales de arte. ¿Hay alguna historia que contar, alguna huella que seguir, desde ese pasado? Historias de arte: Cine, coleccionismos y expolios en el arte contemporáneo. Poco a poco os iremos descubriendo qué artistas, qué líneas de investigación, qué nuevos espacios nos irán desvelando estas propuestas y muchas otras que os iremos, como siempre, anunciando en nuestras comunicaciones. 

2021, un año de nuevos bagajes


Momento del curso Habitar los márgenes. Imagen de @robalt José Luis Llopis, Amigo del Museo Reina Sofía.

Durante este año, 2021, hemos realizado dos ciclos con dos líneas concretas bien diferenciadas. Por una parte, quisimos dar a conocer otras miradas especializadas que se esconden tras las propuestas del Reina con el curso Alicia Alucina. Percepciones desde el museo; y por otra, ahondar en esos espacios de cruce que la Covid nos había obligado a experimentar donde Arte, Ciencia y Tecnología se acabaron imbricando en nuestra vida cotidiana. Así hemos podido conocer en directo los procesos de trabajo de artistas como Eugènia Balcells, Daniel Canogar, Gilberto Esparza, Belén Gache, Abelardo Gil-Fournier, Marisa González, Andy Gracie, Ricardo Iglesias, Hamilton Mestizo o Carlos TMori; seguir las líneas de investigación de pensador+s y curador+s como Rodrigo Alonso, Pau Alsina, Nekane Aramburu, Laura Baigorri, Mónica Bello, Fernando Broncano, Eurídice Cabañes, Claudia Giannetti, Teresa López-Pellisa, Alberto Murcia, Karin Ohlenschläger, María Ptqk, Olga Subirós o Remedios Zafra; y descubrir -a partir de las nuevas formas de observar y de enfrentar el trabajo de nuestra compañera, curadora y coordinadora de Actividades Públicas, Tamara Díaz Bringas- otras perspectivas del museo desde sus profesionales, como las redes en las que está implicado el museo con Sara Buraya y María Mallol, algunos nombres propios detrás de las propuestas de educación con Fran MM Cabeza de Vaca, la historia y el presente de los audiovisuales que recorren sus salas y su archivo con Cristina Cámara, los retos que plantea la restauración de una obra contemporánea con Manuela Gómez, la gestión de préstamos y transporte en una exposición temporal con Beatriz Jordana, y el espacio digital del museo en permanente evolución con Olga Sevillano. 


Visita a la exposición Charlotte Johannesson. Llévame a otro mundo.

Sin olvidar los recorridos que hemos podido hacer por las salas del Reina a museo cerrado y que nos han proporcionado una mirada única sobre el programa de exposiciones con el que nuestro museo nos reta. Los Amigos, analistas y críticos, siempre estamos también dispuestos a nuevas experiencias y la propuesta de Alejandro Cueva,  Inmersiones,  nos enseñó a recorrer el museo con otros sentidos diferentes al de la vista y donde el cuerpo adquiere un mayor protagonismo. El cuerpo es también la herramienta fundamental con la que experimentamos El museo ambulante, el programa familiar para personas con distintas capacidades, exclusivo para Amigos y Amigas del Reina y que nos invita precisamente a deambular por las salas del museo activando cuerpo y mente. 

Gracias



Encabezamos este boletín con un detalle de la obra de Franz Erhard Walther, Doppelte Antwort Rot (Doble respuesta rojo), de 1986 donada por la Fundación Amigos del Museo Reina Sofía y que ahora puede verse en las salas de la Nueva Colección. Gracias por hacer esta donación y todo nuestro programa posible. Por apoyar a nuestro museo. Por ser auténticos mecenas del arte contemporáneo, por ser Amigos del Reina e implicaros con cada acción que os proponemos.

¡Seguid atent+s y enviándonos vuestras sugerencias! El 2022 nos traerá muchas oportunidades de seguir aprendiendo, disfrutando y asombrándonos por las nuevas formas de indagar que nos propone el arte contemporáneo.

Ser Amigos del Reina, significa, también, atreverse a vivir la aventura del arte contemporáneo dejándose llevar por sus propuestas, sin miedo a las contradicciones y al vértigo de presentes inciertos. Haz Amigos, regala Amigos del Reina y descubre a otras personas tu propia aventura personal.
 
¡Por un 2022 gozoso, aventurero, divertido, un poco más justo y sostenible…
y mucho más!